Opinión Control Político

18/06/2020

SOS por Atlántico

Cuando a mediados de marzo denuncié tres fiestas en la Costa Caribe, dos de ellas en Barranquilla, mientras el Coronavirus empezaba a caminar pomposamente por el país, jamás pensé que mi departamento, Atlántico, se fuera a convertir en el foco de la pandemia en Colombia.

La situación es cada día más preocupante. Me entristece ver cómo desde hace casi dos semanas el departamento registra cada día la mitad de los contagiados a nivel nacional. (El 31 de mayo tenía 3.933 contagios y en 17 días la cifra subió a 12.228). ¡Tanto así que ya le ganamos a Bogotá con las muertes diarias! Y si bien esto no es una competencia a ver qué región se contagia menos, como congresista sí debo hacer un llamado de alerta para que esto no se nos salga de las manos, si es que ya no se salió.

Reconozco el trabajo que han hecho la señora gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, y el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, para enfrentar la emergencia. He estado en constante comunicación con ellos desde que el Covid-19 empezó a cobrar víctimas en mi departamento y he sido testigo de su preocupación y de la manera desesperada y ágil para tratar la emergencia.

Pero ha faltado, especialmente por parte del gobierno, y aunque ya se puso las pilas, ayer, en la Mesa Técnica en Barranquilla, en la que estuvieron la gobernadora, el alcalde, delegados del Gobierno nacional y los que portamos la tarjeta de congresista del Atlántico, menos las cabezas importantes de los ministerios. ¡Estábamos definiendo políticas y acciones con el fin de frenar el avance mortal del Coronavirus!

Por eso, quiero dedicar una párrafos de esta columna para contarles lo que se acordó, no sin antes decir tres cosas:

Primero: celebro y estoy muy agradecido con el compromiso de mis compañeros de la bancada del Atlántico que se pusieron la camiseta y están hoy pendientes de la tragedia que azota al departamento. Asimismo de la Alcaldía y la Gobernación.

Segundo: nos sorprendió, y hablo por todos, la inasistencia presencial de los ministros de Salud y de Hacienda, quienes fueron invitados con bastante tiempo de antelación a una reunión que era histórica en el departamento más golpeado por la pandemia, (después no me pregunten por qué digo que el Gobierno por acá nada que ver), a la vez que agradezco a los delegados de los ministerios que estuvieron de manera presencial.

Tercero: fue un honor haberla moderado y dirigido. Me atrevo a decir que ha sido el día que mejor he usado mi credencial de senador.

Para no alargarme más, les cuento que se acordaron los siguientes puntos:

· Se establecerán centros epidemiológicos en Malambo y Soledad, y se garantizá la presencia de 600 efectivos de la Fuerza Pública, para mantener el orden en todo el departamento, así como el apoyo de la Fiscalía para judicializar a quienes no cumplan con las restricciones establecidas.

Lo anterior es clave porque uno no puede guardar a la gente en las casas y ya, como si nada, cuando acá, en todo Atlántico, los estratos más bajos están aguantando hambre, inclusive desde antes de la pandemia. Nuestra idiosincrasia es de estar en la calle y para eso tiene que haber una política pública y sobre todo una ayuda para que la gente no muera de hambre. Se había anunciado la entrega de 4000 mercados (¡cuatro mil!) para miles de familias. ¡Eso es nada!

· Es por eso que, como segundo punto, logramos que se entregarán 120.000 nuevos mercados a la población para que esta pueda cumplir con el confinamiento en sus casas y conseguimos que las EPS realicen visitas domiciliarias.

· Y finalmente, el Gobierno se comprometió a revisar la posibilidad de establecer un auxilio al Sistema de Transporte Transmetro. Sumado a ello, a las 497 camas UCIs que hay en el distrito, se le sumarán 120 más que llegarán en las próximas semanas.

Muchas de esas propuestas se las había presentado al Gobierno Nacional en días pasados. Insistí, ayer, en la Mesa Técnica en una renta básica, (salario mínimo). En otras palabras le pedí a la gobernadora y al alcalde que dejen de invertir por este año en obras de infraestructura, para ayudar a miles de familias en el departamento por tres meses, pero quien debe apoyarla en primer lugar es el ministro Carrasquilla, que cada vez es más evidente que ayuda a los suyos que a los más necesitados.

En columnas anteriores conté que la misma propuesta se la habíamos presentado más de 50 congresista para ayudar a millones de personas en Colombia mientras la crisis, pero él la rechazó.

Pero bueno. Tengo fe en que lo que la Mesa Técnica definió ayer y que se verá reflejado en unas semanas. Seré el primero en fiscalizar que los puntos se cumplan para evitar una verdadera catástrofe en el departamento. ¡Vendrán días mejores, mi bella Barranquilla, y mi querido Atlántico!

 

Todas las opiniones +