Opinión Control Político

20/05/2020

Los que van ganando en la cuarentena

He insistido mucho y lo he dicho en todas las partes posibles que los únicos que han sacado provecho en esta cuarentena han sido los bancos, que han dejado ver su lado más inhumano en esta pandemia mundial. En las sesiones del Senado he entrago cifras de cómo la banca ha sacado buenas tajadas, sin sonrojarse, cuando el país, de acuerdo con los expertos, entrará en recesión en unos meses.

A inicios de este mes, en debate de control político al ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en la Comisión Primera del Senado, aseguré que unos días atrás le habían dado a los bancos 13 billones de pesos, de los cuales se echaron 8 para ellos y luego se ganaron 500 mil millones de pesos. Ganan los que nunca pierden (solo el Grupo Aval reportó ganancias por más de 700 mil millones de pesos en el primer trimestre del 2020), ni siquiera en una pandemia en la que cada vez se siente más la angustia de miles de familias que no tienen con qué pagar sus compromisos y cuando decenas de locales de todos los sectores están entrando en quiebra  en medio de promesas del gobierno nacional  que se quedan en el aire, porque ni los bancos cumplen, ni el gobierno aprieta.

Son varios los culpables de esa enrome desigualdad, uno de ellos el propio ministro Carrasquilla, a quien le he dicho varias veces en su cara que favorece a los ricos de los ricos. No solo eso. Hasta ahora lo que han hecho es pagar unas deudas, dar unos mercados y robustecer a la banca, como bien se lo dije en el debate de control político ese día.

Y no voy lejos. El gobierno prometió unos estímulos para las pequeñas y mediadas empresas, pero no se han podido implementar, pues lo cierto es que diariamente me llegan quejas de personas cansadas del abuso de los bancos, porque no flexibilizaron los créditos o no pudieron acceder a un préstamo. Ojalá sea por el tiempo que demora implementar estas medidas y no porque el ministro Carrasquilla haya sido cómplice con la banca de no entregar los auxilios. Hasta ahora lo que puedo decir es que es abuso tras abuso, mientras se hacen los de las gafas quienes deberían estar encima de estas denuncias. 

Una situación muy parecida sucede con las ARL, quienes las controlan los mismos ricos de los ricos. Me partió el alma ver a médicos y enfermeros cubrirse con bolsas de basura para no contagiarse del Covid-19, cuando es responsabilidad de las aseguradoras atender esa situación, y más después de que en los últimos siete años tuvieron ingresos de 24.9 billones de pesos y utilidades 2.29 billones, de acuerdo con la Superfinanciera.

La situación no da para más. El gobierno anunció que la cuarentena obligatoria va hasta el 31 de mayo y luego comienza la fase inteligente, pero ya la emergencia cumplió más de dos meses y cientos de miles de colombianos cada día se asfixian más.

Así lo registró una encuesta ideada por mí, realizada por Cifras y Conceptos y estructurada por el psicólogo Miguel Bettin, que midió la ansiedad y depresión de los colombianos en el confinamiento. Las cifras son tan ricas como preocupantes: el 52% de las personas del país conocen a una persona que ha perdido el empleo en esta pandemia y el 59% dijo que va a terminar muy mal luego de la crisis.

Lo anterior es un reflejo del panorama poco alentador que se avecina. Es por eso que el gobierno tiene que amarrarse ya los pantalones y poner en cintura a los bancos, porque hasta ahora se han perrateado a los colombianos y al mismo presidente.

Todas las opiniones +